Es En Jp

mis otros blogs

Blog-sportlife

patrocinadores

Spreadfirefox Affiliate Button
 

ultimas noticias

mas noticias

blog

Día 41 "Testando a la Bestia"

Día 41 de 50 de mi Gira Norteamericana

Hoy tocaba testar la nueva máquina de competición. Tras once días de trabajo, eligiendo los materiales apropiados, el diseño más vanguardista, respetando los principios biomecánicos y kinesiológicos, ya he podido probar la bautizada como “Beast Evolution”. Una máquina con toques clásicos, como la nueva horquilla alada, como la que esta empresa “Eaglesportschairs”, confeccionaba entre los años 92 y 2000. A su vez, tiene toques muy vanguardistas como la nueva caja con un límitador central, para que mis piernas no roten internamente y, no se cargue la musculatura aductora, además de servir de tope, para que las superficies óseas de ambas rodillas no se toquen.

La silla pesa setecientos gramos menos que su antecesora (9,3Kg) con ruedas montadas y, las barras posteriores, conforman un diseño espectacular. Es un poco más corta, pues está pensada para competir en pista, sobretodo para la prueba que disputaré en los Juegos de Rio. No han habido modificaciones geométricas, respecto a las sillas anteriores, pues cuando algo funciona, no hay que realizar cambios.

El test fue sencillo, con un rodaje de 19Km en los circuitos que entreno habitualmente aquí en Snellville, a escasos cuarenta minutos de Atlanta. Quizás la temperatura de treinta grados, no ha sido la ideal, pero en el ensamblaje de las piezas, hemos invertido dos horas y media fácil, pues todo ha de ser muy medido milimétricamente. He pasado calor entrenando, pero al llegar, sólo he pedido dos cambios mínimos, para que se rectificaran. Esta tarde los mecánicos iban a trabajar en ello y mañana se pinta y se hornea, para que a mi regreso de Nueva Jersey el Lunes, se ensamble y vuelva a montarme en ella, antes de mi regreso a España.

¡Creo que con esta silla volveré a correr en tiempos muy rápidos en pista!

Santiago Sanz un entuasiasta atleta-entrenador y un aprendiz de fisiología del ejercicio.

@santirun en twitter

Sección promovida por estas empresas

Día 19 "En algún lugar del espacio aéreo norteamericano"

¡Vaya prueba la de ayer!!! ¡Escalofriante!!! Una batalla mental entre tus miedos y la palabra mágica “posible”. Hasta mitad de prueba iba tercero, así que no hubo ni tiempo para sentir miedo, cuando bajaba a casi 65Km/h en la primera bajada.

Cuando surgió ante mi la primera gran ascensión, me reconvertí en un “depredador”. No importa lo que sientas dentro de tu cuerpo. Eres una máquina y, sólo visualizas el cuadro de tu silla de competir, ni siquiera importa lo que acontece a tu alrededor, lo único que existe en ese momento en el mundo es tu cuerpo.

Fue un desafío entre mi mente y mi cuerpo y, fui capaz de batirme a mi mismo, venciendo por 23 segundos al atleta que me ganó en Londres. Esta vez, no hubo dolor, miedo, sentimientos, sólo trabajar como una máquina perfecta, pensando en cada movimiento que ejecutaba… Sólo 23 segundos para conseguir mi undécima victoria consecutive en la Lilac Bloomsday y, empatar en victorias con una atleta que admire desde que comencé a practicar este deporte, la Norteamericana Jean Driscoll.

Es hora de descansar, entrenar y comenzar a pensar en mi nuevo objetivo… Correr de nuevo los 1500 metros en 3min40seg ¡Lo quiero!

Santiago Sanz un entuasiasta atleta-entrenador y un aprendiz de fisiología del ejercicio.

@santirun en twitter

Sección promovida por estas empresas

Día 12 "Tras un largo viaje"

(Día 12 de 50 de mi gira norteamericana)

Extracto de mi futuro libro. Página 72

Martes 26 de Abril

¡Un vuelo más para llegar a Spokane, Washington! Llevo la friolera de treinta horas viajando desde Londres. Ocho horas desde Londres a Chicago, llegar a las siete de la tarde, transportar todo mi material hasta la terminal tres del aeropuerto, donde entre unos bancos he dormido, vigilando todo con un ojo entreabierto (como un perro de presa), para esta mañana a las seis, volver a volar durante cuatro horas hasta Seatle, donde me encuentro ahora, con unos cafés en mi cabeza para aguantar sin dormir hasta esta noche y, dormir como un bebé.

Hay que tener en cuenta que la diferencia horaria es de ocho horas con Londres, así que montaré mi silla de competir, limpiaré el material que quedó pegajoso, con esa resina que usamos cuando llueve (como en el calentamiento de la maratón de Londres) y, me dedicaré a hacer unas coladas y dejar toda mi ropa limpia… Si no me ordeno, no rindo, ni como atleta, ni como persona.

La maratón de Londres me deja un sabor agridulce, y es que, tan sólo me separaron treinta y dos segundos del chaval que venció, y digo, agridulce, pues es un circuito bastante llano y es favorable a él, pero si mis piernas no me hubiesen molestado tanto, desde el kilómetro veinte, yo estoy convencido que hubiese corrido tres minutos más rápido, es decir, contento porque con mis molestias, sigo muy limitado en pruebas de esta distancia y, aún así, estoy en la pomada.

Mi familia fue en todo momento un estímulo tan vibrante, que estaba deseando pasar por los puntos que me verían Pilar, Ana, Daniela, papa, mama, mi hermano Javier, primos y tios. En ese punto kilométrico veinte y treinta y siete, no existía ni dolor, ni fatiga, pues era un calor tan grande el recibido, que me sirvió para seguir dándolo todo.

La carrera del Domingo es muy especial, ya que es una prueba muy clásica en el circuito norteamericano. Tiene un trazado muy exigente, con subidas muy pronunciadas y, descensos frenéticos y, en ella he vencido en las últimas once ediciones, así que desde mañana espero encontrar sensaciones favorables y, llegar el Domingo en óptimas condiciones, por ello, voy a realizar un mini campamento de unos días con un atleta que entreno y, de esta forma, aclimatarme al gran cambio horario y, tratar de estar fresco como una lechuga el Domingo.

Santiago Sanz un entuasiasta atleta-entrenador y un aprendiz de fisiología del ejercicio.

@santirun en twitter

Sección promovida por estas empresas

Día 8 Todo gira sobre el "Bristish Weather"

Tras la paliza que me dió Miguel (fisioterapeuta malagueño del Maratón de Londres), un ligero rodaje de quince kilómetros y arreglar ayer la rotura que tuvo mi máquina de competir, me siento … ¡RELAJADO!

Este año descansar tras Boston, ha sido la tónica dominante, así que no he tenido nada de actividad en estos días, sólo un largo paseo ayer, por el río támesis, hasta “Parliament square”.

Mañana un rodaje más rápído y breve, reunión técnica por la tarde, cena y a soñar con un día grande, con una prueba reñida y con hacer disfrutar a mi familia que estará apoyándome en línea de meta.

Santiago Sanz un entuasiasta atleta-entrenador y un aprendiz de fisiología del ejercicio.

@santirun en twitter

Sección promovida por estas empresas

Día 5 Boston-Londres

¿Dolor? Aquí ando tumbado en el sofá del Lobby del Marriott de Boston, esperando a que el transporte llegue en unas horas, para llevarme a mi y a todo mi material (locura de logística), al aeropuerto, para volar esta tarde a Londres.

En Londres tengo dos primeras misiones que acomenter:

- Encontrar a un soldador que suelde la barra que une el guardabarros al cuadro central.

- Recuperarme del viaje, de la prueba de ayer y de todo el estrés que genera moverte con tanto material.

Estoy contento con mi crono de ayer, pues hizo bastante viento durante toda la prueba, arrastro molestias en mis piernas que desde el kilómetro 30 son bastante severas y, fui solo durante toda la prueba (lo del guardabarros sólo me alarmó en los últimos 8 kilómetros).

Ayer cené con unos amigos, entre ellos estaba James, un atleta con una “diferente condición”, que se pone sus ortesis y puede correr maratones, siendo un ejemplo para todo el gran colectivo que representa ¿Qué supone cruzar la línea de meta en cinco horas? Supone un elemento de concentración y de autoexigencia mucho mayor que el de los atletas que lo hacemos en menos de dos horas.

Hoy he seguido las directrices del nutricionista Asker Jeukendrup, que recomienda un desayuno rico en proteínas y carbohidratos el día posterior a la prueba, así que he ido al famoso Thortons de Boston y, junto a mi atleta Jose he desayunado el clásico cereal caliente “Oatmeal” y una omelette de verduras, jamón y pavo ¿Imagináis el tamaño de esta si la compartimos?

Resulta muy interesante la historia de Hiroyumi Yamamoto, el atleta japonés en silla de ruedas “wheeler” que perdió a su hijo, al ser este atropellado por un conductor ebrio y, que se presentó meses más tarde en la línea de salida del maratón de Tokyo. Como padre de dos hermosas criaturas, sólo puedo quitarme el sombrero, ante tal acto de fortaleza física. Hiroyumi ha vencido en este maratón de Boston en 2014, se clasificó con 47 años para los Juegos de Rio y, lo más importante, es una persona que siempre sonríe cuando te ve, pues él aprendió a sonreír a la adversidad.

Próxima parada Londres y como afirma el runner nipón Yuki Kawauchi

¡El sufrimiento es opcional! ¡El dolor es inevitable!

Santiago Sanz un entuasiasta atleta-entrenador y un aprendiz de fisiología del ejercicio.

@santirun en twitter

Sección promovida por estas empresas

mas articulos en mi blog

¿Quiere motivar a los empleados de su empresa?

Conferencias Santiago Sanz

¿Quieres patrocinar a Santiago Sanz? contacte con nosotros:
contact@santiago-sanz.com

agenda

© 2008 Santiago Sanz. Another cool website by 80KV